Laguna Salvadora

 

Al llegar a esta laguna es aconsejable hacer una parada para disfrutar del discurrir del agua. El espacio entre la Lengua y la Salvadora da para el regocijo y el sosiego para sentirse parte de la naturaleza.

En sus orillas se encuentra gran vegetación que sirve de cobijo a diferentes aves.

Es una laguna ovalada con anchura cercana al medio kilometro. Vierte sus aguas a la laguna Batana y en años de fuertes crecidas las derrama con vistosas cascadas.

Cuenta con una buena zona para el baño y entretenimiento. Los numerosos árboles dejan zonas frescas de sombra que hacen las delicidas de los bañistas en la época estival.