Laguna Blanca

 

Es, posiblemente, la primera laguna que desaparece cuando la sequía asola la zona. Rodeada por extraordinarios ejemplares de sabinas junto a una vegetación hidrófilla.

El blanco del fondo de la laguna, le dio el nombre a una de las lagunas más especiales del parque.

Cuando se visite la laguna, debemos acercarnos a su antiguo cierre donde se represaban naturalmente las aguas naturalmente las aguas para observar en su margen izquierda la presencia de pequeñas dunas integradas por materiales arenosos y fragmentos de naturaleza tobácea e intenso color blanquecino.